El uso de dianabol como suplemento


Artículo escrito por Bransholme (miembro de MuscleTalk)

El objetivo original de este artículo es el de ofrecer una cronología del esteroide anabólico dianabol, así como de su uso en el culturismo; sin embargo, existen pocas pruebas reales de su uso en décadas anteriores. De todos modos, durante el proceso de investigación, he llegado a la conclusión de que el uso actual de dianabol como suplemento no es todo lo eficaz que podría ser. La mayoría de las ideas actuales sobre el uso de dianabol se basan en mitos y estudios científicos irrelevantes; este artículo intenta explicar nuevos modos de concepción del uso de dianabol a través de pruebas científicas y experiencias individuales de algunas personas.

El dianabol (también conocido como dbol) es uno de los esteroides orales más comúnmente utilizados. Su nombre químico es metanedienona o metandrostenolona, y existen muchas variaciones farmacéuticas y genéricas del fármaco, incluidos Anabol y Naposim. En este artículo, nos centramos en el uso de dosis menores de dianabol como suplemento, en comparación con el uso de pro-hormonas o pro-esteroides.

Toxicidad hepática del dianabol
Las 17 propiedades alpha-alkylated de la metanedienona intoxican el hígado, algo que, según creo, es una exageración, ya que la mayor parte de las pruebas de su toxicidad proviene de estudios sobre personas aisladas, y no sobre grupos amplios de culturistas que utilicen dianabol. Un estudio sobre ratas (1) mostró que, independientemente de la dosis o del tiempo de administración, Dianabol produce cambios en la actividad enzimática que desembocan en una hipertrofia de los hepatocitos, lo que muestra la toxicidad de Dianabol sobre el hígado. Sin embargo, en otro estudio (2) se descubrió que Nerobol (el equivalente ruso de Dianabol) favorece la rápida normalización de las alteraciones funcionales y metabólicas del hígado, lo que se contradice con las pruebas anteriores. Esto muestra que la idea de que Dianabol es peligroso no es tan negativa como algunos podrían pensar.

Beneficios del uso de Dianabol
Se ha mostrado que Dianabol aumenta la glucolisis anaeróbica (3), lo que genera un incremento del ácido láctico producido por el organismo. Esto es positivo, ya que los músculos se sirven del ácido láctico para crear glucógeno, lo que a su vez proporciona energía en el metabolismo anaeróbico. El ácido láctico es, asimismo, una sustancia química clave para la eliminación de los carbohidratos de la dieta, lo que significa que hay menos posibilidades de engordar mientras se utiliza Dianabol.

Un estudio sobre osteoporosis (4) mostró que, con una dosis de sólo 2,5 mg al día durante 9 meses, Dianabol fue más efectivo que suplementos de calcio en la reducción de la actividad osteoporótica, y también se mostró que aumentaba la masa muscular de forma más efectiva. Otro estudio sobre osteoporosis (5), de 24 meses de duración, mostró el efecto de Dianabol sobre la osteoporosis; éste aumentó el total de calcio y de potasio del organismo. Esto puede no ser de interés para culturistas, pero la acción del calcio es muy importante para el culturismo, ya que éste transporta una gran cantidad de aminoácidos y creatina, que son fundamentales para el crecimiento muscular. El potasio también es muy importante, ya que ayuda en casos de contracción muscular, en la transmisión de señales nerviosas y en la liberación de insulina; por ello, también es una sustancia muy anabólica.

Otro estudio muy interesante (6), aunque no muy significativo en términos de culturismo, mostró que Dianabol aumenta la sensibilidad de las células tumorales laríngeas a la radioterapia, y concluyó "recomendando el uso de esta hormona durante procesos de radioterapia en pacientes con cáncer de laringe".

Cómo ciclar Dianabol
Para crear un ciclo para Dianabol basado en un uso más como suplemento que como esteroide, primero debemos tener en cuenta la tendencia actual para ciclar Dianabol y analizar sus posibles aspectos negativos. Un ciclo medio de Dianabol suele estructurarse con divisiones de 25-40 mg cada día durante 4-6 semanas, tanto aislado como en stack con otros esteroides.

En primer lugar, una dosis de 25 mg o con más frecuencia genera retención de líquidos. Se sabe que Dianabol aromatiza con facilidad, y la mayor parte de la retención de líquidos suele atribuirse a la producción de estrógeno en exceso. Sin embargo, considero que en su origen, la retención de líquidos se produce porque el organismo se agarra al agua debido a los efectos de Dianabol sobre el equilibrio de minerales del organismo, especialmente sobre el equilibro de potasio/sodio. Esto, unido al hecho de que Dianabol produce efectos secundarios estrogénicos, lleva a una considerable retención de líquidos; ya que no podemos hacer gran cosa sobre los cambios en el equilibrio de minerales del organismo, lo único que podemos hacer es intentar reducir la aromatización, generalmente con Nolvadex (tamoxifen) u otros antiestrógenos. Sin embargo, éste no es el único método: reduciendo la dosis, el fármaco aromatizará menos, lo que desembocará en una menor cantidad de estrógeno y, especialmente, en una menor retención de líquidos. La reducción del fármaco durante un ciclo llevaría a una reducción lenta de los niveles de estrógeno, por lo que deberíamos comenzar el ciclo con una dosis menor, de 10-20 mg cada día.

Dividir la dosis cuando se sigue una dosis baja es prácticamente inútil, ya que se obtendrá un nivel máximo del fármaco mucho menor. Por ello, en este caso es mejor tomar una sola dosis por la mañana (preferiblemente con zumo de pomelo). Aunque esto no evitará la supresión de la testosterona natural, puede reducirla hasta cierto punto, ya que el cuerpo seguirá teniendo periodos largos al final del día con poca circulación de testosterona, por lo que es posible que produzca alguna.

Ahora, si echamos un vistazo a la duración del ciclo, 4-6 semanas parece muy corto para tener efectos reales a una dosis tan baja, pero, ¿podemos utilizar Dianabol más tiempo sin poner en más peligro nuestro hígado? La solución es bastante sencilla: al dejar de tomar el fármaco los fines de semana, daremos un respiro al hígado, no teniendo que procesar el fármaco. Debido a su corta media vida, cualquier sustancia activa quedará fuera del organismo en 24 horas desde la última dosis; puede parecer que le hará ganar menos, pero en realidad apenas supondrá pérdidas a largo plazo, ya que aunque el organismo no posea un fármaco activo, sus efectos siguen estando presentes, por ejemplo, en líquido extra intramuscular, y un mayor equilibrio mineral anabólico. Estos efectos suelen disminuir durante varios días. Sin embargo, este método no fomentará que la testosterona natural del organismo salga de su estado inhibido, ya que este proceso puede necesitar mucho más tiempo. Si tomamos una dosis menor y descansamos de ella los fines de semana, en teoría deberíamos poder utilizar Dianabol durante 10 semanas sin problema. Un poco de matemáticas puede mostrar más claramente esta idea:

  • 6 semanas a 25 mg cada día = 1050 mg de Dianabol en total
  • 10 semanas con descanso los fines de semana a 15mg cada día = 750 mg de Dianabol en total

Así, como puede observarse, siguiendo este sistema permite que el hígado procese menos Dianabol que en un ciclo normal, a lo que se añade el hecho de que puede obtener beneficios durante 10 semanas en lugar de 6, con menos efectos secundarios y obteniendo un ciclo sólido.

Resumen
Esta teoría de los ciclos puede aplicarse en innumerables situaciones, p.ej., un principiante puede utilizar únicamente Dianabol durante 10 semanas y obtener muy buenos resultados. Un usuario de esteroides más experimentado podría utilizarlo junto con un ciclo inyectable para obtener muy buenos resultados, consiguiendo los beneficios rápidos iniciales de Dianabol y los beneficios más lentos pero más sólidos del inyectable.

Puede parecer que este ciclo va en contra de las tendencias más comunes del uso de Dianabol, pero considero que utilizándolo como suplemento de un buen entrenamiento y nutrición, pueden conseguirse resultados muy positivos.

Bibliografía

  • Effects of methandrostenolone on liver morphology and enzymatic activity. Nesterin MF, Budik VM, Narodetskaia RV, Solov'eva GI, Stoianova VG.
  • An experimental study of the hepatoprotective properties of phytoecdysteroids and Nerobol in carbon tetrachloride induce liver lesions. Syrov VN, Khushbaktova ZA, Nabiev AN.
  • Effects of methanedienone (methandrostenolone) on energy processes and carbohydrate metabolism in rat liver cells. Serakovskii S, Mats'koviak Iu.
  • Calcium, vitamin D and anabolic steroid treatment of aged bones: double-blind placebo-controlled long-term clinical trial. Inkovaara J, Gothoni G, Halttula R, Heikinheimo R, Tokola O.
  • Changes in body composition following therapy of osteoporosis with methandrostenolone. Mann V, Benko AB, Kocsar LT.
  • Radiomodifying effect of methandrostenolone on laryngeal cancer cells. Bordiushkov IuN, Kucherova TI, Kisliakova ND, Vagner VP, Zubkova TV.

¡Advertencia! Los artículos relacionados con el uso de fármacos ilegales de mejora del rendimiento deben entenderse únicamente como fuentes de información, y son resultado de las ideas y opiniones personales del autor. No promovemos el uso de estas sustancias, y la información contenida en este artículo no está destinada a persuadir o fomentar el uso o la posesión de sustancias ilegales. Estas sustancias deben utilizarse únicamente bajo el asesoramiento y la supervisión de un médico titulado.